Recomendaciones para enfrentar una entrevista laboral

FOTO MIA.jpg

            Maricela Vicuña

      Ingeniero Civil Industrial

                 USACH

Aquí comparto algunos “datos” que me ha entregado mi propia experiencia y también la de amigos y compañeros, que han contribuido para encontrar un buen empleo y realizar una buena gestión de carrera.

 

¿Que evalúan nuestros entrevistadores?

ü  Historia laboral (si no las hay, hacer referencia a las prácticas profesionales)

ü  Características personales (es necesario conocer nuestros defectos y virtudes)

ü  Destacar la Fortaleza  emocional que se cree tener: Visión de mundo; Capacidad de aprendizaje;  estilo de liderazgo; Compromiso y Pasión

ü  Actividades extra laborales (ojalá sean grupales)

ü  Background académico

ü  Referentes laborales

ü  Evitar por nuestra parte las discriminaciones: No haciendo referencias sobre nuestras inclinaciones políticas, religiosas o revelar ciertos antecedentes personales si no lo preguntan (por ejemplo: separado, casado, conviviendo, con hijos, sin hijos, etc.).

 

¿Como me preparo y actúo frente a una entrevista?

ü  Buscar antecedentes de la empresa que oferta el trabajo

ü  Conocer antecedentes del entrevistador (que cargo ocupa en la empresa)

ü  Considerar puntualidad, vestimenta (sobriedad, formalidad, no usar mucho perfume ni maquillaje), disponer de tiempo para estar tranquilo y aguardar frente a cualquier demora.

ü  Manifestar una actitud transparente y escuchar, escuchar y escuchar en un principio, luego hacer las preguntar que surjan del escuchar

ü  La corporalidad, el contacto visual y otros factores de empatía ya fueron profundizados en otra nota de esta página.

ü  Disfrutar de la conversación

ü  Al final verificar si existen dudas y aclararlas

ü  Al cierre de la  entrevista preguntar por los próximo paso (ellos llaman o yo llamo?, cuándo?)

 

¿Dónde Buscar?

ü  Sobre todo para los primerizos es importante que lean la oferta de los diarios e Internet y evalúen cuál es el área en que les gustaría desarrollarse y enfocar su búsqueda con una idea clara de lo que se desea perfeccionar o desarrollar para el futuro. Es una situación muy parecida a la vivida cuando salimos del colegio, y tenemos que optar por una carrera y dónde cursarla.

ü  La decisión de que estudiar y dónde “marca” una etapa en nuestra vida, en los primeros trabajos ocurre algo parecido.

ü  Tener valor para desechar el trabajo cuando no es lo que se buscaba. Recuerden que el que busca siempre encuentra.

 

Algunas estadísticas:

Por cada 60 curriculum enviados hay una entrevista efectiva, esto quiere decir que al menos debemos recurrir a 60 amigos, parientes, avisos en el diario, Internet, bolsas de trabajo, profesores, etc., para que tengamos una posibilidad de mostrarnos.

 

Recomendación Final:

Acudir siempre a todas nuestras redes de contacto y tener claro que no nos hacen un favor al recomendarnos, todo lo contrario, nosotros hacemos algo por ellos al desempeñar un buen trabajo y contribuir al desarrollo de una empresa.

 

                                                       

|

Comentarios

Aunque sea un profesional dentro del área de selección de personal tengo que enfrentarme inevitablemente a una entrevista cada vez que deseo realizar un cambio de trabajo o simplemente cogerle el pulso a la actividad laboral. Siempre acudo con la idea de que el simple hecho de hacerla es bueno por sí mismo. Puedo enriquecerme profesionalmente y también como persona. Y sé que incluso en esto la experiencia es un grado. No considero una entrevista como un examen, aunque sé que lógicamente se valorará mi experiencia profesional, los rasgos de mi personalidad e incluso mi apariencia. Mi objetivo es encontrar aquel lenguaje común con el entrevistador/a que nos permita negociar. No debo sentirme intimidado. Mi seleccionador/a tal vez sea mayor que yo o tenga más experiencia, pero sé que el "buen profesional" me tratará de igual a igual. De esta forma intentará conseguir que me confíe y obtener así más y mejor información sobre mí. Mi actitud frente al él/ella siempre es mesurada y correcta. A veces mi deformación profesional me puede hacer llegar a pensar que está planteando mal las preguntas, que peca de ambigüedad o deja translucir cierta inexperiencia, pero nunca permito que estas impresiones se perciban. El entrevistador/a tiene capacidad de decisión en esta fase y no olvido que puede ser mi pasaporte para el puesto deseado.

Durante la entrevista procuro estar relajado pero atento. La concentración es una de mis principales bazas. Intento llegar al nivel de conversación que alcanzaría al hablar de mi experiencia como lo haría con un amigo. Pero !no me descuido! No debo dejarme ir. No insisto en cuestiones poco relevantes para el puesto ni me sitúo en situaciones poco convenientes o desconocidas para mí. Intento conectar con el entrevistador. Es importante. Si intenta relajar el ambiente con una broma sonrío o incluso me río con moderación y si adopta una postura rígida mantendré aún más mi compostura. Es él quien marca las pautas: No hago esfuerzos para llevar la voz cantante ni pretendo destacar a toda costa. Y siempre pienso: "al fin de al cabo el responsable último de mantener una buena entrevista es él, así que para mí es más fácil".

El objetivo principal del entrevistador está claro: obtener la mayor cantidad de información posible, sin desvelar aquellos datos que considera más oportuno revelar en un segundo contacto. Para ello me hará una serie de preguntas que le confirmarán mi adecuación al puesto ofertado o, si no hay una vacante en ese momento, a las futuras necesidades de la empresa. Por mi parte mi objetivo es aportar la mejor información sobre mí, recabando por supuesto información sobre el puesto y/o la empresa en cuestión.

Es importante transmitir entusiasmo. Mi experiencia me indica que uno de los aspectos que pesarán en la decisión final es mi motivación al puesto. Es una importante baza que tengo que administrar bien. En su búsqueda del candidato/a ideal el entrevistador trata de vislumbrar rasgos o aspectos que le permitan tener la mayor seguridad posible en su elección si se inclinara hacia mi candidatura. Tengo que, además de estar motivado, parecerlo. El seleccionador busca a una persona motivada, que le convenza, y que le demuestre que está haciendo la elección adecuada. Muchas veces olvidamos que el seleccionador está haciendo su trabajo, que le pagan por hacerlo bien, y que para él representa mucho encontrar la persona adecuada: casi como para mí obtener un buen trabajo.

Si he llegado hasta este punto es que algo en mi carrera profesional, o en mi personalidad le ha llamado la atención y le ha gustado. Deberé averiguar que es lo que le ha motivado a llamarme y demostrarle que no sólo soy la persona idónea para ese puesto sino que ese puesto es el idóneo para mí. La relación que se establece durante la entrevista es de negociación. No tengo que justificarme. Mi experiencia es tan válida como cualquier otra. Sólo es cuestión de que los intereses de la empresa y los míos coincidan en un determinado momento.

La entrevista: Aspecto general. Recomendaciones varias

En este apartado me voy a permitir reflexionar sobre aspectos que os pueden parecer menores e incluso obvios pero ¡Créanme! conviene recordar. No me perdonaría si alguien con cualidades viera mermadas sus posibilidades por no insistir o descuidar algo elemental. Para ir a una entrevista intento ir con el aspecto más profesional posible y acorde al trabajo que opto. No acudo como si fuera a una boda pero tampoco hago concesiones a la informalidad, incluso si ésta se desarrolla un viernes por la tarde. Soy consciente que una buena imagen sin afectaciones mostrará mi respeto al entrevistador y ayudará a que mis respuestas tengan la entidad oportuna. Saludaré estrechando la mano firmemente pero sin excederme. De verdad que es verdaderamente molesto esas personas que hacen uso del estrujamiento de los dedos como signo de fortaleza... y desgraciadamente parece estar de moda. Sonrío con naturalidad, le miro con simpatía y muestro atención e interés a sus comentarios/preguntas.

Responder
Wow that was strange. I just wrote an incredibly long comment but after I clicked submit my comment didn't show up. Grrrr... well I'm not writing all that over again. Anyhow, just wanted to say great blog!
Responder
Hey I know this is off topic but I was wondering if you knew of any widgets I could add to my blog that automatically tweet my newest twitter updates. I've been looking for a plug-in like this for quite some time and was hoping maybe you would have some experience with something like this. Please let me know if you run into anything. I truly enjoy reading your blog and I look forward to your new updates.
Responder
These are really wonderful ideas in regarding blogging. You have touched some good points here. Any way keep up wrinting.
Responder
Hello my friend! I want to say that this article is amazing, nice written and come with approximately all vital infos. I would like to look more posts like this.
Responder
I drop a leave a response when I especially enjoy a post on a site or I have something to contribute to the conversation. Usually it is triggered by the fire communicated in the article I read. And after this post Recomendaciones para enfrentar una entrevista laboral. I was actually excited enough to drop a thought ;) I actually do have a couple of questions for you if you do not mind. Is it only me or does it look like a few of these responses look like written by brain dead visitors? :-P And, if you are posting on additional social sites, I would like to keep up with you. Could you make a list every one of your community sites like your linkedin profile, Facebook page or twitter feed?
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar